Arteterapia

¿QUÉ ES ARTETERAPIA?

El proceso creativo como herramienta

El Arteterapia es una profesión asistencial que utiliza la creación artística como herramienta facilitadora para el autoconocimiento, la expresión emocional y la resolución de conflictos internos, otorgando un espacio único y favorecedor para que la persona sea partícipe de su propio desarrollo personal.
¿Quién puede realizar Arteterapia?

El Arteterapia aporta satisfacción y mejora personal a la persona. Estudios recientes demuestran que los tratamientos médicos y psicológicos convencionales se ven considerablemente reforzados si se utilizan a la vez que el Arteterapia.

Por regla general, el Arteterapia está indicado para personas que, debido a sus circunstancias o la situación a la que se enfrentan por dolencia o diagnóstico clínico, encuentran difícil la articulación verbal de sus conflictos y emociones. El Arteterapia puede utilizarse con cualquier colectivo de cualquier edad, siempre y cuando exista la voluntad de la persona de iniciar una psicoterapia en la que se le va a animar a emprender a su vez un proceso artístico.

¿Como se practica Arteterapia?

Se puede practicar en sesiones individuales o en pequeños grupos y bajo la conducción de un profesional arteterapeuta acreditado, siguiendo una estricta metodología y bajo un marco o setting terapéutico definido.

El proceso creativo en arteterapia para el desarrollo personal y la intervención socioeducativa, se sustenta principalmente en los medios artísticos que trabajan con la imagen. Es decir, sobre todo, medios plásticos y visuales, aunque en ocasiones puntuales también pueden aplicarse técnicas diversas de danza expresiva, psicodrama o videoterapia aplicadas, sobre todo para el trabajo sensoriomotriz relacionado con el cuerpo y el movimiento.

Las técnicas utilizadas en Arteterapia van desde las clásicas como el dibujo, pintura, escultura o estampación hasta otras más actuales como collage, fotografía, video, assemblage, etc

Una profesión asistencial con más de setenta años de historia

Fueron dos mujeres psicólogas Edith Kramer y Margarite Naumburg, las primeras investigadoras que en los años 40 del siglo pasado se adentraron y definieron el Arteterapia.

Edith Kramer le dio mayor importancia al proceso creativo y curativo del arte. Hablaba Kramer de la sublimación artística, donde el arte permitiría una integración de las energías canalizadas en el objeto artístico. Margaret Naumburg utiliza por primera vez el proceso artístico como medio sistemático en sus procesos de terapia psicoanalítica. Naumburg refería a que “El proceso del arte terapia está basado en el reconocimiento de que los pensamientos y sentimientos más profundos del hombre, procedentes del inconsciente, consiguen su expresión en imágenes mejor que en palabras”. Ambas autoras antes mencionadas trabajaron con una orientación psicoanalítica.

El lenguaje simbólico de las creaciones artísticas nos permite acceder de una manera amena y lúdica a elementos que están “camuflados” en nuestro inconsciente y que, de otro modo, no nos permitiríamos abordar.
El proceso creativo en Arteterapia nos permite acercarnos a nosotros mismos y echar un vistazo a nuestro interior de una manera segura y también flexible.

Proceso terapéutico a través del Arteterapia


Desde el Centro psicológico Aljarafe valoramos de manera muy especial el entorno terapéutico que la Arteterapia nos brinda.

Un medio seguro y confiable para que las emociones puedan ser desarrolladas, integradas, metabolizadas y elaboradas conscientemente. Parte del proceso terapéutico consiste en visibilizar, contextualizar y liberar todas aquellas subjetividades y proyecciones que el paciente por sí mismo no es capaz de asumir o sostener y cada persona trabaja en función de sus propias vivencias y elabora obras que tendrán un importante significado para ella.

En estos trabajos estarán representadas sus necesidades, sus sentimientos y su propia percepción de la realidad. Cada participante establece un diálogo con su propia obra, tomando conciencia de sus dificultades, sus miedos, y siempre marcando su propio ritmo y necesidades que, con la ayuda del arteterapeuta, van siendo canalizadas y orientadas.

Para esta implicación personal es importante la figura acompañante del profesional Arteterapeuta que va guiando y facilitando ese acercamiento y diálogo con la obra, manifestación de la propia esencia de la persona.

Dentro de nuestro equipo, colaboramos de manera con la Arteterapeuta Marta Gómez y su espacio de creatividad “EL PERRO AMARILLO”.

A través de este espacio se ofrece la posibilidad de realizar talleres, sesiones grupales y también individuales. Es una herramienta que nos permite abordar el trabajo personal de una manera lúdica y creativa, a través del símbolo o la metáfora favoreciendo un espacio intermedio entre la realidad interior y la exterior en un contexto de seguridad en el que dejarse sorprender por lo que emerge en cada aventura creativa.